sábado, 20 de julio de 2013

“Los Sentidos Espirituales”

“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”. 1ª de Tesalonicenses 5:23

Introducción:
Los seres humanos estamos constituidos por espíritu, alma y cuerpo. El alma es la parte central y donde se encuentra la personalidad del ser humano, el alma es el yo, lo que somos. El alma es la que siente, la que piensa y la que actúa, por eso Dios condena o absuelve es al alma, porque en ella es donde está el poder de decisión. El alma no tiene sentidos; no ve, no oye, no gusta, no palpa, ni olfatea. El alma se encuentra en medio de dos mundos, el espiritual y el material, y ella puede interactuar con esos dos mundos.
       ¿Por qué Dios le dio cuerpo al alma? El cuerpo le fue dado para interactuar con el mundo físico, debido a que el alma es sorda y ciega, necesita de los sentidos del cuerpo para poderse comunicar con los elementos físicos, a través de él puede dar y recibir en el mundo material.
      ¿Por qué Dios le dio un cuerpo espiritual? Para que se pudiese comunicar con el mundo espiritual, el alma no tiene las maneras para comunicarse con Dios, ni para interactuar con el mundo espiritual. Dios no habla a la mente humana, porque ella está en el alma, ni a los sentimientos, ni a la voluntad, Dios es espíritu y como espíritu pertenece al mundo espiritual y se comunica solo con sus semejantes, por eso el ser humano tiene espíritu, para poderse comunicar con Dios. Los espíritus se comunican intuitivamente, los ángeles interactúan intuitivamente con Dios, y Dios se comunica intuitivamente con nosotros y esa intuición está en el espíritu humano, no en el alma. Las comunicaciones intuitivas no tienen un previo proceso de pensamiento, como las comunicaciones con lo material, que tenemos que entender en nuestra mente primeramente para poder comprender, mientras que la intuición del espíritu conoce sin el previo estudio de las cosas. Nosotros podemos percibir la maldad que hay en el corazón de alguien que nunca habíamos visto anteriormente, porque eso lo capta el espíritu de manera intuitiva. Ahí es donde nos asalta la duda, ¿será invento mío o será verdad lo que siento? La duda viene porque no conocemos al espíritu ni sus funciones y estamos acostumbrados a primero tratar y estudiar a una persona para poderla conocer, porque estamos habituados a conocer con el alma, pero el espíritu conoce intuitivamente las cosas sin previo estudio.

conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? Marcos 2:8

Almáticos o espirituales. El reto que tenemos ahora es el de dejar de ser almáticos y convertirnos en espirituales. ¿Por qué nos cuesta ser espirituales? Porque cuando no teníamos a Cristo, nuestro espíritu estaba muerto, los sentidos y funciones espirituales no actuaban, solo funcionaban las órganos del alma. Todo lo discerníamos con el alma, porque no había otra herramienta para discernir y quedamos habituados a hacer todo con el alma, nos volvimos almáticos. Ahora, resucitado el espíritu y sus funciones, tenemos una nueva herramienta para discernir, pero nos cuesta salir de lo habitual. Cuando nuestro espíritu discierne algo, pensamos que es locura o invento nuestro, porque es algo nuevo, que no conocemos, ni sabemos usar. Nos convertiremos en espirituales cuando conozcamos y utilicemos las funciones del espíritu.


“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día”.
2ª Corintios. 4:16

El hombre interior y el hombre exterior. Al espíritu humano la biblia lo llama hombre interior, y al cuerpo físico lo llama el hombre exterior. El espíritu es un cuerpo similar al que tenemos en lo físico, pero espiritual. Con ese hombre interior es que interactuamos en lo espiritual. Así como te ves en lo físico, así te ves en lo espiritual y así como tienes los cinco sentidos del cuerpo (hombre exterior), así también tienes los cinco sentidos del espíritu. Así como tu cuerpo tiene gusto, olfato, vista, tacto y oído, así también tu espíritu cumple estas cinco funciones.
      Algunas personas, sobre todo en tiempos de agonía de muerte, se salen del cuerpo y visitan sus familiares, ha ocurrido el caso que han visto en sus casas a la persona, estando ella recluida en una clínica y sin haber muerto aún. No es la persona la que hemos visto, es su espíritu, y su espíritu es idéntico a él, pero espiritual.

La vista espiritual. Así como tenemos ojos en el cuerpo, así también tenemos en el espíritu. Los ojos del cuerpo sirven para ver en el mundo material, la vista espiritual sirve únicamente para ver en el mundo espiritual, con ella percibimos todo lo que se mueve en el campo espiritual; los ángeles, los demonios y toda influencia espiritual que nos esté influyendo. Si nos están haciendo hechicería, podemos percibir todo con la vista espiritual, aún a la persona que realizó la brujería y los demonios involucrados en el asunto. Cuando se está viendo con los ojos espirituales, no importa si tienes los ojos del cuerpo cerrados o abiertos, igual vas a seguir viendo, porque no estás viendo con ellos, sino con los ojos espirituales.


“Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo”
2 Reyes 6:17

       No todas las personas tienen los ojos del espíritu habilitados para ver, aunque sea cristiano. Unos creyentes ven, otros no. Puede suceder el caso que alguien esté viendo un espíritu en cierto lugar, y la otra persona que está a su lado no lo pueda ver, porque no todos los creyentes ven en el mundo espiritual. ¿Por qué hay algunos creyentes que no ven en el mundo espiritual? Porque tienen los ojos espirituales cerrados o bloqueados, pero por medio de la oración se puede abrir y desbloquear la vista espiritual. Hay creyentes que nunca han visto en el mundo espiritual, pero no quiere decir esto que no puedan ver, a través de la oración se le puede desatar la vista espiritual para que vea. Hay otros que tienen los ojos espirituales abiertos, pero su espíritu está muy débil, esto se debe a la falta de oración y falta de actividad en la obra del Señor. Existe el caso de creyentes que antes veían, y que han dejado de ver en el mundo espiritual, esto se debe generalmente a dos situaciones, una es que han bajado su nivel de búsqueda y de trabajo espiritual, y la otra es que algunos demonios colocan vendas en los ojos para bloquear la vista espiritual. Si su nivel de búsqueda está bien, entonces es necesario reprender y deshacer toda venda espiritual en sus ojos.

La activación de la vista espiritual. Nosotros tenemos acceso al mundo material y al mundo espiritual, podemos pasar del mundo material al mundo espiritual y viceversa. Nosotros vivimos constantemente en el mundo material, pero cuando queramos podemos incursionar al mundo espiritual, donde se mueven los ángeles y los demonios. Algunos nunca han entrado a ese mundo y otros han entrado de manera accidental. Otros no han entrado nunca al mundo espiritual, debido al desconocimiento de estas leyes.


“Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles”
Hechos 18:9

      El cuerpo ve en el mundo material, el espíritu ve en el mundo material. El cuerpo siempre está activado para ver, solo que haya algún problema de ceguera que le impida ver, pero el espíritu permanece desactivado. Para poder ver en el mundo espiritual, hay que activar al espíritu. ¿Cómo se activa al espíritu? Orando. Cuando comienzas a orar, el espíritu despierta de su letargo y todos sus sentidos se activan, entre ellos el de la vista, y penetramos en el mundo espiritual. Si el creyente permanece mucho tiempo en oración, el espíritu se mantiene sensible  y ve, siente y percibe en el mundo espiritual de manera permanente, mientras que la falta de oración lo endurece. A algunos se les activa el espíritu cuando están dormidos, ya que el cuerpo está inactivo, y comienzan a ver o soñar con el mundo espiritual, esto es lo que la biblia llama “visión de noche”. Pero cabe aclarar que no todos los sueños son de Dios.
       Hay algo curioso que quisiera comentar, y es que en mi experiencia he notado que los niños pequeños tienen los ojos espirituales abiertos y ven con facilidad a los espíritus. Otra cosa que he observado es que los perros son unos animales que sus espíritus son sensibles al mundo espiritual ¿Y eso a qué se debe? Aún no lo sé, pero es cierto.

La ubicación en el mundo espiritual. Una vez el espíritu está activado por la oración y comenzamos a ver, podemos ubicarnos en el área del mundo espiritual que queramos ¿Cómo nos ubicamos? Por medio de la misma oración, el espíritu no tiene limitaciones de tiempo ni espacio y podemos pasar de un lugar a otro sin ninguna dificultad. Si estamos viendo un altar por ejemplo, podemos preguntar en oración ¿En qué ciudad está ese altar? He inmediatamente comenzamos a ver las inmediaciones de esa ciudad ¿Quién hizo ese altar? Y comenzamos a ver el rostro de la persona en cuestión. Repito, la ubicación en el mundo espiritual se dirige por medio de oración       

El tacto espiritual. El tacto está en la piel, cuando estamos cerca de un espíritu, la piel se eriza o se siente la temperatura si es frío o caliente. Algunos sienten un dolor de cabeza cuando se acercan a ciertos espíritus. Algunos no ven ni sienten con su piel, pero sí captan con su intuición y sienten que hay alguien en el cuarto y sienten voltear, pero no ven nada porque es espiritual.

El olfato espiritual. A través del olfato espiritual percibimos olores que otras personas no pueden captar. Olores a vela encendida, a flores, a podrido, a humo de tabaco y muchos otros más.

El oído espiritual. En ocasiones captamos el sonido de una mecedora meciéndose, unas chanclas que se arrastran, una voz que nos llaman, unas cadenas que se arrastran, y muchos otros ruidos más que solo son percibidos por los que tienen el oído espiritual habilitado.

El gusto espiritual. Este es un poco más difícil de percibir, recuerdo una vez en una liberación, la persona estaba vomitando una comida embrujada que le habían dado, y en ese momento se le vino el sabor de unos espaguetis que su vecina le regaló un año atrás.


sábado, 3 de marzo de 2012

COMUNIDAD CRISTIANA BETESDA




"Sermones"
y "Prédicas"                                                            
Pastor: Pedro Carrillo E.

Iglesia Betesda, Pastor Pedro Carrillo

Descarga prédicas, bosquejos  y sermones cristianos para tu edificación personal

Ministerio de alabanza y danza
13. La sujeción y la obediencia.                                                     14. ¿Qué es incredulidad?
25. La recompensa de Dios
26. No tires todo por la borda 
27. El ministerio de Pastor 
28. Llaves que abresn los cielos.
29. El ministerio del Profeta
      

jueves, 26 de mayo de 2011

Lección 30: "El ministerio de Maestro"

Por: Pedro Carrillo Escorcia.

Texto:

 "Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros" Efesios 4:11

Introducción:
El Maestro Cristiano, es aquel que ha recibido un llamado para instruir en las Escrituras al pueblo de Dios. En él hay revelación, claridad y convicción al momento de enseñar. El Maestro Cristiano se caracteriza por la diligencia en la lectura, en la capacitación y la investigación, mientras que el profeta es diligente en la oración, el maestro se alimenta del estudio personal.

La importancia del Maestro.

"Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo, tus maestros nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán a tus maestros". Isaías. 30:20



"Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad". Daniel 12:3

miércoles, 18 de mayo de 2011

Lección 29: "El ministerio de Profeta"

Por el Pastor Pedro Carrillo

Texto:
"Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él". Números. 12:6

Introducción
El ministerio profético es muy necesario para la iglesia en este tiempo, es de una gran ayuda y de mucho complemento para el Pastor. Estamos en los últimos tiempos, tiempos de apostasía, donde las fuerzas de las tinieblas se han estado moviendo muy activamente en oposición al accionar de la iglesia, y es allí donde este ministerio es súper importante para desenmascararlos.  
      En la iglesia se ha estado manifestando muy activamente el don de profecía, hermanos ungidos que se levantan con una palabra de parte de Dios para la iglesia, este don abunda en la iglesia, pero el ministerio profético escasea. El Profeta es mayor que aquel que profetiza, Felipe tenía cuatro hijas que profetizaban (Hechos. 21:9), pero no eran profetizas como Ana (Lucas 2:36). El ministerio profético es más completo, los profetas profetizan, pero no todo el que profetiza es profeta, en este tiempo no solamente necesitamos a alguien que profetice, sino a profetas.      

Características de este ministerio.
Este ministerio tiene unas características muy específicas:

Primero, Dios le da visiones. Las visiones son imágenes que se nos vienen a nuestra mente, proyectadas por el Espíritu de Dios, son tan claras que parece real, parece que lo estuviésemos viendo en realidad. Los hermanos que tienen el don de discernimiento tienen visiones, pero esto no los hace profetas. Si leemos el libro del Profeta Zacarías, veremos una gran cantidad de visiones que le fueron dadas.

Segundo, Dios les da sueños reveladores. Son sueños con un mensaje específico, llevan un fín. A través de ellos Dios quiere decir algo que necesita ser corregido o un mensaje de aliento o exhortación para alguien específico o para toda la iglesia. El libro del profeta Daniel, están muchos sueños y visiones.

Tercero, Dios les da Palabra profética. Estos son mensajes por medio de palabra audible por medio del don de profecía, para exhortar, edificar o consolar a la iglesia. Si usted observa los ministerios proféticos de Daniel, Jeremías y demás, verá como ellos se levantaban y daban mensajes de parte de Dios al pueblo para apartarlo de su mal camino.

Cuarto, Dios lo usa en ciencia. Este es un sentir que Dios da, ya sea físico o espiritual, en el cual muestra lo que está sucediendo, lo que sucedió o lo que va a suceder en alguien (Hechos. 21: 10-11).

Quinto, Dios lo usa en sabiduría. La palabra de sabiduría es una revelación que Dios da para solucionar problemas, como la palabra que Salomón dio a las mujeres que disputaban el niño (1Reyes. 3:16) o la que Gamaliel dio al sanedrín (Hechos. 5:34).

Muchos hermanos en la iglesia pueden tener algunos de estos ingredientes en particular, pero eso no los hace profetas, el profeta se mueve y tiene todos estos elementos al mismo tiempo.

Consejo para los Profetas.
Si usted ha notado que este ministerio está en su ser, es necesario que se cuide de la vanagloria, ya que el ver como lo que usted sueña, vio o dijo sucede, nos hace sentir un poco súperdotados y nos podemos creer infalibles. Cuando la vanagloria penetra en el corazón del profeta, tiende a no respetar a los demás ministerios, en especial al Pastor, con el cual generalmente se enfrentan si no su sujeta a lo que el profeta dice. El profeta no es para contender, es para unir, para traer armonía y ayudar al Pastor para que la iglesia vaya por el rumbo que Dios quiere. Si usted tiene el ministerio profético y anda de iglesia en iglesia por tanta contienda con sus pastores, es necesario que se revise, es posible que no esté usando la sabiduría que Dios le dio.
      Hay profetas domésticos y profetas a la ciudad, al país o a las naciones. Generalmente pensamos que el ministerio profético es unicamente para las naciones, pero estos son llamados especiales, generalmente Dios llama a ejercer un ministerio profético a nivel de su iglesia solamente, y si eso es así en usted, debe amar, respetar y sujetarse a su Pastor, y si su ministerio es a las naciones, debe estar en armonía con los otros cuatro ministerio.

¿Todos podemos profetizar?
No confundamos la palabra de fe con la palabra profética, Coré decía que todos en la congregación podían profetizar , porque todos eran santos (Números. 16) sí, todos son santos, pero no todos tenemos el llamado profético. Tenemos el Espíritu Santo y eso nos capacita a dar palabras de fe con autoridad y sucede, podemos atar y desatar, pero eso no nos hace profetas, se que hay enseñanzas muy alegres y positivas que enseñan esto, que todos somos profetas, lo respeto, pero el ministerio profético tiene unas características muy acentuadas.
      Podemos dar una palabra de fe, algo que está revelado y confirmado en nuestro corazón, y sucederá. La palabra de fe tiene la particularidad de guardar y guiar a aquel que la recibe y la cree. Lea (Hebreos. 11:  20-21), nosotros podemos lanzar una palabra de fe sobre nuestros hijos y sucederá, como sucedió a los hijos de Isacc y a los hijos de Jacob, ellos no dijeron: "Así dice Jehová" Sino que dieron palabras que salieron de su boca en fe y el futuro de sus hijos fueron moldeados por esa palabra hasta el día de hoy. Nosotros podemos dar una palabra de fe, o profetizar una palabra de fe sobre nuestra familia, sobre alguien o para nosotros mismos y sucederá así.

Profetiza la Palabra.

"Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová". Ezequiel. 37:4 

Otra herramienta que tenemos todos los creyentes es el poder profetizar la Palabra de Dios a nuestro favor. Así como los huesos secos oyeron Palabra de Jehová, profetisales la Palabra al valle de la recequedad en tus finanzas, en tu salud, en tu hogar o en tus negocios, para que sean restaurados.    

jueves, 12 de mayo de 2011

Lección 28: "Llaves que abren los cielos"

Por el Pastor Pedro Carrillo

Texto: Ezequiel 1:1

"Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios"



Introducción:
¿Qué son cielos abiertos? Representan bendiciones permanentes, es el fluir constante en todos los aspectos y áreas de la vida, en lo material, en lo espiritual, en lo económico y en lo ministerial.  Así como Jesús le preguntó al ciego de Jericó ¿Qué quieres que te haga? (Marcos 10:46) cuando están los cielos abiertos así está Dios, a nuestra disposición preguntándonos qué es lo que necesitamos para dárnoslo. En este estudio vamos a analizar 4 llaves que abren los cielos, veamos.


La llave de la oración.

Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta. Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis; y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra. Hechos 10: 9-11

La primera es la llave de la oración, la oración hace que se derramen bendiciones sobre nuestras vidas. La oración de Ana hizo milagros, cambió su matriz estéril en una fértil. La oración de Ester y Mardoqueo deshizo un decreto que les era contrario. Y la oración de los habitantes de Nínive hicieron cambiar un decreto divino, aunque Dios no se arrepiente de lo decretado. Verdaderament6e la oración abre los cielos.

La llave del bautismo.

"Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él" Mateo.3:16

Al bautizarnos cumplimos con toda justicia, o sea que nos ponemos en obediencia al Señor y a su Palabra, esto trae gozo en la presencia de Dios, el cual al agradarse, envía bendiciones sobre nuestras vidas, en especial el Espíritu Santo. Este derramamiento se traduce en dones y manifestaciones de poder en nuestro ser.

La llave del diezmo.

"Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde". Malaquías 3:16

Esta es la llave que abre las bendiciones materiales y económicas, si usted observa, cada llave abre algo en particular. Esta llave afecta nuestros negocios, el empleo y las finanzas. Observemos un poco la vida de Jacob el hijo de Isaac, el tenía una filosofía muy común para ser prosperado, el pensaba que la única manera para ser bendecido materialmente era a través de la trampa y la mentira. Engañó a su padre y a su hermano para poder conseguir una bendición, muchos de nosotros tenemos una mentalidad parecida, pero un día al salir huyendo de su hermano al ser descubierto en su mentira, llega a Betel y allí se le transforma su mentalidad, cambia la filosofía de la trampa a la mentalidad del diezmo (Génesis 28:20-22). A partir de allí las cosas cambiaron para Jacob, los cielos se le abrieron. Estando en la casa de Laban su tío, otro tramposo y más hábil que Jacob, el cual le cambió el sueldo por siete ocasiones, sin embargo Dios le mantenía la bendición a Jacob en cada uno de esos cambios. En una ocasión, Labán le retiró todas las ovejas rayadas y manchadas, dejándole todas de un solo color y le dijo que las ovejas que salieran manchadas serían para él. Esto es algo contra naturaleza, ya que por su ADN las ovejas de un solo color, dan hijos de un solo color, pero Dios le da una estrategia a Jacob con unas varas de almendro y las ovejas comenzaron a dar hijos rayados y manchados.

Cuando tenemos los cielos abiertos, Dios nos bendice aún en contra de la corriente, y además, nos da estrategias para los negocios, nos da imaginación honesta para adquirir bendiciones materiales. Eso lo hace el diezmar.

La llave de la santidad.

"Guardaos, pues, que vuestro corazón no se infatúe, y os apartéis y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis a ellos; y se encienda el furor de Jehová sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcáis pronto de la buena tierra que os da Jehová". Deuteronómio 11: 16-17

Esta es la ultima llave que estudiaremos, la santidad, es obedecer y agradar a Dios en todo. Cuando andamos en pecado, todo se cierra, las bendiciones se esfuman. Ningún drogadicto o alcohólico estará bien económicamente, el mismo vicio lo lleva a la destrucción, lo mismo el adúltero que tiene doble gasto. Si usted observa el fin de todos aquellos que han adquirido dinero ilícitamente, se dará cuenta de lo eficaz que es este versículo.



viernes, 29 de abril de 2011

Lección 27: "El ministerio de Pastor"

Por el Pastor Pedro Carrillo Escorcia


Texto:

“Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.” Hebreos. 13: 17



Definición:
La palabra Pastor viene del griego “Poimen” que significa: uno que alimenta, cuida y guía a la grey. Lo que significa que el Pastor debe primeramente alimentar a la congregación con la Palabra, guiarla a senderos de victoria y defenderla de los ataques del enemigo.

El ministerio más conocido
Este es el ministerio más popular, puesto que es el de más acercamiento con la gente, además, es el más deseado por los líderes cristianos. Si en una congregación hicieren una encuesta con los cinco ministerios, el de Pastor sería el ganador, porque es el más conocido.

Los Pastores y los demás ministerios.
Los Pastores primeramente son los supervisores locales (Hechos 20:28). Son los encargados de vigilar que la doctrina que se da desde el púlpito sea sana, y que no broten falsas profecías y costumbres mundanas en la iglesia. En segunda instancia, es el coordinador de los ministerios locales, entre los cuales se encuentran los evangelistas, maestros y profetas, estos tres deben trabajar bajo la guianza y disciplina del Pastor, trabajando de la mano con él para que la visión local de frutos. Después del Apóstol, el Pastor es el más importante en la iglesia.

Las funciones de un Pastor.

“Las palabras de los sabios son como aguijones, y como clavos hincados las de los maestros de las congregaciones, pronunciadas por un pastor” Eclesiastés. 12:11

Más que funciones, diría más bien responsabilidades, ya que el Pastor no solamente cumple con un cargo, sino que tiene una responsabilidad ante Dios con las almas que tiene a su cargo. Sus responsabilidades son las siguientes:
1. Ganar almas (evangelizar). No necesariamente debe hacerlo personalmente, lo puede hacer por medio de los líderes de la iglesia.

2. Afirmarlas en el Señor. Muchos llegan, pero pocos permanecen. La carga del Pastor es porque los nuevos se solidifiquen en el Señor, esto se consigue a través del consejo personal y con las prédicas.

3. Llevarlas a un nivel de santificación. Ayudar a las ovejas a salir definitivamente de las costumbres mundanas y a ser libres de ataduras que no les deja avanzar. Que sus vidas se organicen en armonía con las exigencias del Señor.

4. Desarrollarles ministerialmente. La meta del Pastor no es solamente que las almas se afirmen, además, es llevarlas a un nivel de servicio a Dios, que desarrollen los dones que Dios les ha dado.

5. Administrar la grey. Esta la función global, donde el Pastor guía a toda la iglesia por medio de una visión de progreso y bendición.

¿Cuáles son los dones que debe tener un Pastor?
Entre los dones que debe tener un Pastor, el principal es el de enseñanza, ya que una de las funciones es capacitar a la grey con la Palabra de Dios. Debe tener liderazgo, para poder guiar a la congregación a una visión de prosperidad. Además de estos, el de sanidad y liberación es necesario para la restauración de las almas.

¿Cómo se llega a ser Pastor?

“Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios”
Hebreos 5:4

Lo primero que debe existir es un llamado de parte de Dios al ministerio, muchos fracasan porque tienen el deseo, pero no ha habido el llamado. El llamado nace con una carga insoportable por las almas, desde que es un simple miembro, se preocupa por las almas y le encanta servirles. Luego del llamado está la preparación ante Dios, cumpliendo con esos requisitos bíblicos de santidad e integridad que él exige. Y por último está la capacitación, porque además del llamado es necesario instruirse en la Palabra y en lo respecto al ministerio. Hay que conocer todo lo referente a la buena administración de la iglesia y como hacerla crecer.

martes, 26 de abril de 2011

Lección 26: "No tires todo por la borda"

Por el Pastor Pedro Carrillo Escorcia

Texto:

"Me sedujiste, oh Jehová, y fui seducido; más fuerte fuiste que yo, y me venciste; cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí. Porque cuantas veces hablo, doy voces, grito: Violencia y destrucción; porque la palabra de Jehová me ha sido para afrenta y escarnio cada día. Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude. Porque oí la murmuración de muchos, temor de todas partes: Denunciad, denunciémosle. Todos mis amigos miraban si claudicaría. Quizá se engañará, decían, y prevaleceremos contra él, y tomaremos de él nuestra venganza"
Jeremías. 20: 7-10 

 
Introducción.
Uno de los flagelos que ataca mucho a los cristianos y a las personas del común es el desaliento, ese sentimiento de desgano, depresión y tristeza que llega a nosotros cuando sufrimos una desepción, una ofensa o cuando no recibimos lo que esperábamos. El desaliento es comparado con la raiz de amargura o resentimiento, porque manifiesta los mismos síntomas, aunque produce un efecto diferente. Mientras el resentimiento nos invita a la venganza, el desaliento nos induce a dejarlo todo, a abandonarlo todo.
 
El desaliento de Jeremías.
Jeremías, uno de los profetas más ilustres de la Palabra, pero sin envargo, también fue tocado por el desaliento, queriendo decir con esto que para el desaliento no hay ecepciones. El profeta esperaba del pueblo de Dios (Israel) un respeto o reconocimiento, puesto que era el ungido del Señor y que hablaba la Palabra de Dios, pero no fue así, fue todo lo contrario. El pueblo se encontraba en pecado, y la Palabra profética de Jeremías era de juicio y destrucción, razón por la cual el pueblo lo rechazaba, lo zahería y hasta deseaban quitarle la vida. Esto trajo en el profeta un gran desaliento, no quería profetizar más ni servir más al Señor, en pocas palabras, Jeremías estaba siendo tentado a abandonar su ministerio.
 
Eso es lo que trae el desaliento, ganas de tirar todo por la borda, a eso es lo que te incita y precisamente este es el mensaje que Dios nos quiere dar en esta prédica, no tires todo por la borda.
 
El desaliento es una prueba. Lucas. 22:31
Pedro le dijo al Señor que nunca lo dejaría y que daría su vida por él, pero Satanás estaba oyendo su declaración e inmediatamente solicitó un sarandeo para el apóstol. Jesús le anuncia la prueba que le venía y le dice: "Y tú una ves vuelto (de esa prueba) confirma a tus hermanos".
 
Son muchas las cosas que producen desaliento; un mal trato, una desepción, una traición, la perdida de algo, en fin...  Pero todas esas situaciones son prueba de la claridad que tenemos de nuestros proyectos, cuando lo abandonamos todo, es muestra de que no tenemos claros, ni firmes nuestros propósitos en la vida. Pedro decía tener las cosas claras: "Mi vida daré por tí". Pero en la prueba lloró amargamente al darse cuenta que lo negó tres veces, que no era como el decía y lo primero que se le vino a su mente fue dejar el ministerio y volver a pescar nuevamente, y así lo hizo.
 
El desaliento nos lleva a dejar el ministerio, los cargos en la iglesia, irnos del hogar, dejar los estudios, abandonar nuestra pareja, dejar nuestros negocios, nuestra profesión, etc. Todo esto nos hace ver que nuestro proyectos no están tan firmes como pensábamos. 
 
Satanás desea que tires todo.
En esa prueba por la cual pasó Pedro, detrás de todo estaba Satanás. Me  atrevo a decir que el desaliento es un espíritu de parte de Satanás para socabar los proyectos de Dios en tu vida.  ¿Qué es lo que Cristo quiere? Él le dijo a Pedro: "Pero yo rogaré por tí para que tu fe no falte". Cristo no evita las pruebas, pero si nos acompaña en ellas, él ruega por nosotros que nuestra fe en Dios y en nuestros proyectos no se pierdan, que en medio de la prueba mantengamos nuestro norte sin salirnos de nuestros propósitos.
 
El desaliento de Elías. 1Reyes. 19: 4-10
A Elías le pasó algo similar a Jeremías, él había limpiado a Israel de profetas falsos, esperaba de la pareja real una condecoración por esto y recibió todo lo contrario, una amenaza de muerte de parte de la reina Jezabel. Esto trajo un desaliento muy fuerte, este hombre primero se echó a dormir debajo de un enebro y luego se metió en una cueva. Estos son los síntomas de una fuerte depresión, el encerramiento y el aislamiento. Otra de las cosas que hizo Elias fue que dejó a su criado y le dijo a Jehová que quería morirse, oyelo bien "Morirse". Este hombre no solamente quería abandonarlo todo, sino que también deseaba la muerte, la muerte es tomada como un escape de la depresión. En medio del desaliento las personas son tentadas a dejar los tratamientos médicos, a dejar las dietas, los ejercicios y a dejar de comer.
 
 
¿Qué haces ahí tirado?
A Elías se le acerca el Señor estando en la cueva y le dice: ¿Qué haces ahí Elías? Ese no era el lugar donde el Señor lo quería, Dios tenía unos planes y propósitos desde que Elías estaba en el vientre de su madre como lo hizo con Jeremías y con todos nosotros, y ese proipósito era que fuera profeta a Israel.  ¿Que haces ahí encuevado en tu depresión? ¿Que haces en un lugar en donde no te ha puesto el Señor? ¿Que haces en la silla de una iglesia, cuando es el púlpito tu llamado? ¿Que haces lejos de tu hogar, sin estudiar o con el negocio cerrado?
 
Aún te falta mucho por recorrer.
"Come y levantate, que largo camino te espera" Le dijo el ángel a Elías. Hoy te dice el ángel de Jehová a través de estas lineas: "Come esta Palabra y levantate, deja de estar ahí encuevado que todavía hay mucho camino por recorrer. Tienes muchos planes con tu hogar, con tus hijos, con tus nietos, con tu profesión, con tu ministerio, con tu negocio, con tus estudios y contigo mismo. Pues, levantate y lucha por alcanzarlos que aun falta mucho, no le des gusto al diablo, él quiere que lo abandones todo, y aún que te quites la vida. Lucha por lo que es tuyo, por esos propósitos de Dios en tu vida"
 
"Porque no te dejaré, hasta que no haya hecho, lo que te he dicho" Génesis. 28:15